Mantenimiento de caballetes de madera

Una vez realizada una inversión en la adquisición de nuestro caballete de madera para pintura a buen seguro estaremos interesados en mantenerlo en perfecto estado de forma que pueda cumplir su función por muchos años.

La madera es un material con múltiples prestaciones que permite obtener un elegante diseño que perdura en el tiempo, si bien requiere de cierto cuidado para alargar su vida útil. Realizando un mínimo mantenimiento anual consiguiremos mantener nuestro caballete como el primer día y alargar así su vida útil.

Caballete sencillo

En primer lugar debemos tener presente que la madera reaciona de forma sustancial ante el contacto con líquidos, en este sentido evitaremos el contacto con agua y en su caso trataremos de secarlo tan pronto como sea detectado el contacto.

De igual forma las características de la madera pueden verse seriamente afectadas por las variaciones tanto de temperatura como de humedad. Para evitarnos cualquier susto será conveniente guardar los caballetes fuera de uso en estancias protegidas de las inclemencias climáticas, y a ser posible cubiertos con alguna funda plástica que lo proteja de humedades.

Caballete con soporte trípode

Mención aparte merecen los elementos metálicos que componen el caballete, bisagras, tornillos, tuercas. A fin de mantener la elasticidad inicial del material conviene aflojar estos elementos cuando se encuentren fuera de uso, de esta forma evitaremos feas marcas en las piezas de madera.

En cuanto a la protección de la propia madera lo ideal es consultar los consejos del fabricante. Si no disponemos de instrucciones específicas podemos optar por proteger la madera con un tratamiento de aceite de linaza. Con un simple paño podemos impregnar toda la madera aplicándonos en las zonas más expuestas, de esta forma conseguiremos resaltar el color y las vetas naturales de este material.

Tratamiento de madera con aceite de linaza

Si hablamos de maderas barnizadas en este caso lo que debemos es proteger el barniz, el cual recubre la madera. Para ello podemos utilizar cera de abeja la cual prolonga la protección ofrecida por el barniz y mantendrá igualmente un elegante brillo natural.

Si seguimos estos sencillos consejos podremos alargar la vida de nuestro caballete para que lo puedan disfrutar generaciones futuras./

Volver a CABALLETES