Caballetes de pintura para niños

Cuando buscamos un caballete para uso específico por parte de los más pequeños de la casa tenemos que tener en cuenta las características específicas de los niños para encontrar el producto más adecuado. En este sentido será clave considerar la edad y altura de estas criaturas para determinar el caballete que mejor se adapte a sus condiciones.

Para los más pequeños será clave encontrar un caballete que nos asegure la máxima estabilidad. Los niños no destacan precisamente por ser especialmente cuidadosos con los muebles del hogar, así que un caballete con una buena base que disminuya la posibilidad de caidas nos ahorrará más de un susto.

En cuanto a la altura será un factor determinante a la hora de optar por un caballete de mesa o de pie. Para los más pequeñajos la opción más recomendable son los caballetes de mesa, los cuales les permiten trabajar sobre una silla de forma más controlada y estable, reduciendo el tamaño del caballete y logrando así la máxima estabilidad. Para niños más grandes y responsables podemos considerar un caballete de pie de medidas superiores, aunque siempre con una base lo más estable posible.

A la hora de trabajar con los niños la seguridad es una factor primordial, y en este sentido será básico considerar materiales que permitan que las esquinas y bordes sean lo más redondeados posibles, evitando así posibles pinchazos o cortes. De igual forma los goznes, tornillos, y piezas más pequeñas deberían estar adecuadamente ancladas al caballete a fin de evitar problemas por atragantamiento.

Finalmente y conociendo la forma de trabajar de los niños nos ahorrará muchos esfuerzo si consideramos materiales de fácil limpieza y que permitan plegarlos y recogerlos de forma sencilla para su almacenaje hasta un posterior uso. Tampoco deberíamos hacer una gran inversión para empezar, no es difícil encontrar caballetes para niños de bajo precio en sitios comunes como El Corte Inglés, Ikea, Leroy Merlin o incluso en Amazon.

Volver a CABALLETES